Alimentación

Una alimentación ecológica es una alimentación más saludable, una alimentación que mejora tu calidad de vida. Entre nuestros productos encontrarás frutas, verduras, aceites y condimentos para la cocina, comidas aptas para diferentes intolerancias, chocolates de hasta 100% de cacao, bebidas refrescantes, deliciosas infusiones y muchas cosas más!

Mostrando 1-24 de 262 artículo(s)

¿Qué es la alimentación ecológica?

Este tipo de alimentación está basada en el uso de ingredientes cultivados o fabricados mediante unos métodos de producción que tienen cómo objetivo cuidar la salud del consumidor y la del medio ambiente.

Algunos de estos métodos son la eliminación de herbicidas, pesticidas, antibióticos y conservantes, el uso no intensivo del suelo, un espacio digno para los animales en la ganadería y la reducción del uso de aditivos. También se aplica muchas veces al empaque de los productos, ya que tienen en mente reducir, reutilizar y reciclar, para ayudar al medio ambiente.

¿Cómo identificar un producto ecológico?

La forma más sencilla para identificar un producto ecológico es revisar si en su empaque se hayan las marcas de certificado ecológico, cómo el certificado oficial de la Unión Europea que se encuentra a la izquierda del texto. Estas marcas son expedidas por entidades, tanto públicas como privadas, especialistas en alimentación ecológica como CAAE o INTERECO, que garantizan que el producto certificado posea todos los estándares de calidad que mencionamos anteriormente.

En España la certificación de los productos agrarios ecológicos está delegada a las Comunidades Autónomas y son estas las que legislan el modo de aplicación de los reglamentos comunitarios.

¿Por qué los productos ecológicos son buenos para nuestra salud?

Los alimentos ecológicos permiten seguir una dieta muy saludable. Mantienen al consumidor libre de sustancias perniciosas para la salud que son frecuentes en la agricultura convencional, como antibióticos o plaguicidas. Además, por la forma en que se producen, estos alimentos contienen mayores cantidades de nutrientes. Por ejemplo, las hortalizas ecológicas tienen hasta un 18 % más de proteínas y un 28% más de vitaminas. También son más ricas en minerales, como el potasio, el hierro o el calcio. Pero no solo eso.

Consumiendo productos ecológicos, también se contribuye a mantener los ecosistemas y el medio rural, con los empleos que eso conlleva. Esto supone un extra de satisfacción que se suma a la calidad de los propios alimentos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.